MI EXPERIENCIA EN EL ESPACIO DE ISAAC SALIDO

“Si conseguimos disfrutar de los
momentos cotidianos, sabremos pasarlo
en grande el resto del tiempo” Isaac Salido

Quiero compartir con vosotros mi experiencia es el espacio Isaac Salido. Mi melena necesitaba una puesta a punto y últimamente, cada vez que iba a la peluquería salía de allí con alguna queja de lo que me habían hecho, que si me habían cortado mucho de largo, que si el corte no era lo que yo quería… así que decidí investigar otras opciones.

IMG_4672

Mirando por Internet en diferentes blogs y noticias de moda encontré un sitio que me pareció muy peculiar, ya que se sale de lo que todos conocemos como un salón de belleza, este lugar era el espacio de Isaac Salido. Me llamó mucho la atención la decoración y distribución del local y sobre todo el concepto y la filosofía que muestran, ya que su principal objetivo es el disfrute y el bienestar del cliente en todos los sentidos. Podríamos definirlo como un oasis urbano en el que disfrutas de un trozo de tarta, un café, una tostada… mientras esperas a que mimen tu pelo con productos orgánicos. Así que no me lo pensé dos veces y aprovechando una de mis visitas a la capital para visitar a la otra mitad de El Espejo de Lady Lemon reservé cita.

Situado muy cerca de la Puerta de Alcalá, en la calle Villalar nº11, se encuentra este espacio dedicado a la belleza y el disfrute sensorial. La fachada nos muestra un lugar que a primera vista no se sabe muy bien lo que es, si una galería de arte, un gastrobar... Una vez dentro el lugar me sorprendió aún más, tiene una estética industrial, una especie de vintage post-moderno que desprende un aire neoyorkino y cuenta con piezas únicas y exclusivas, compradas en mercadillos, por Internet, de segunda mano…

Nada mas entrar me recibió el estilista que me iba a aconsejar y a acompañar en mi experiencia, me llevó a una zona con unas mesas altas muy agradable y me ofreció algo de beber mientras esperaba a que me atendieran. Mientras esperaba disfruté de un café escuchando música de Chavela Vargas, María Dolores Pradera, Jimmy Fontana entre otros y observando los diferentes espacios del salón.

IMG_4643

Al poco rato volvió para preguntarme que quería hacerme, le explique que quería sanear las puntas, darle movimiento a mi melena con algunas capas y hacerme mechas balayage. Tras apuntar lo que quería, fuimos a otra zona del local, donde había una larga mesa con diferentes revistas y tablets en las que tenían distintos looks y tendencias para enseñar a los clientes. Así me dió algunos consejos sobre las tendencias que se llevan y lo que me quedaría mejor a mí. Para el tema del color, me asesoró una chica que era la encargada del balayage.

Espacio-Isaac-Salido-pagina-inicio-3

Una vez que ya teníamos claro el corte y color, me senté en uno de los tocadores que se encuentran en la zona central del salón conformando la zona de peinado y corte. Cuenta con ocho sillas de barbero y una viga de un antiguo molino como mesa central. Allí me hicieron el color, que previamente habían preparado en la zona de los tintes, todos ellos compuestos por ingredientes orgánicos. En Isaac Salido están muy comprometidos con el medio ambiente, y me pareció muy curioso de ver cómo preparaba el tinte ya que me recordó a un alquimista mezclando los diferentes productos con mucha precisión. También me llamó la atención que la mesa de los tintes fuera un antiguo carrito de médico.

Tras hacerme el color fui a la zona de lavado, que estaba separada del resto de las estancias por una verja de una antigua iglesia, aquí me lavaron el pelo con unos productos de la marca Davines que olían muy bien y disfruté de un masaje capilar que me dejó muy relajada.

Y ya el penúltimo paso, fui a los tocadores donde el estilista que me había recibido al principio me esperaba para el corte. Muy amable me explicó la técnica de corte que iba a emplear y me recomendó diferentes formas de cómo peinarme yo después en casa el nuevo corte. Y como todo lo bueno se acaba, mi experiencia sensorial en este espacio del bienestar también. El estilista me preguntó cómo me quería peinar, le dije que me fiaba de él, como llevaba haciendo desde que entre, y que me peinara como mejor le pareciera y optó por hacerme unas ondas rotas para darle un aire desenfadado

Salí muy contenta no solo con mi nuevo look, y también con el trato recibido, mi visita superó con creces mis expectativas. Podría definir mi visita al espacio de Isaac Salido como una experiencia multisensorial, en la que he viajado a diferentes lugares casi sin moverme. He estado en una galería de arte de Nueva York, en un pueblo tranquilo de la costa tomado un café, he viajado en el tiempo a una antigua barbería… Podría decir que a través de la filosofía que impera en este espacio he reinventado mi concepto de salón de belleza haciéndolo mucho más amplio y viéndolo como un todo en la persona. 

Os recomiendo que lo visitéis, ¡os va a encantar! Y os dejo una foto del resultado final 🙂

IMG_4673

Imagen salón: Isaac Salido

6 thoughts on “MI EXPERIENCIA EN EL ESPACIO DE ISAAC SALIDO

    1. Hola! Siento no haberte respondido antes, no había visto el comentario, ¡de veras! Por supuesto no me importa decirte que todo lo que se hizo Rita le constó en total 170 € (cortar, balayage y peinar). Espero haberte ayudado aunque sea tiempo después, un beso!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s